Tratamiento de la conducta

Este servicio está diseñado para tratar conductas desafiantes que interfieren en el buen funcionamiento del joven. Los servicios incluyen la evaluación de la conducta (p. ej., observar la conducta del joven y los indicadores de esta, e identificar los motivos), el desarrollo de un plan de tratamiento conductual muy específico y de un plan de seguridad y control del riesgo, la supervisión y coordinación de intervenciones y capacitación para quienes trabajan con la persona para abordar objetivos de conducta específicos o metas de desempeño.

Supervisión del tratamiento de la conducta: este servicio incluye la implementación del plan de tratamiento conductual, la supervisión de la conducta del joven, la ratificación del uso del plan por parte de padres, tutores o cuidadores y la información del progreso del joven al terapeuta a cargo del tratamiento de la conducta. Como parte de la intervención, es posible que se le brinde un teléfono de contacto y consulta.